La Policía paraguaya proseguía hoy en la búsqueda de un hombre que desapareció en las aguas del río Paraná en Encarnación (sur) durante el fuerte temporal que se abatió sobre el país el jueves y que se cobró al menos tres vidas.

Los agentes realizan patrullas en lanchas en la zona del Paraná donde fue visto por última vez un hombre de 38 años, cuando se desplazaba a bordo de una canoa en medio de la tormenta de lluvia con fuertes vientos, informó a Efe un portavoz policial.

El temporal, que también se cobró la vida de dos hombres que recibieron fuertes descargas eléctricas y de una niña en un accidente de tráfico, afectó en mayor medida a las regiones del centro, sur y noreste del país.

Las lluvias, que generaron raudales y provocaron la caída de árboles, postes de tendido eléctrico y telefónico, causó caos en el tráfico y cortes de energía en Asunción y en varios municipios vecinos a la capital.

La Administración Nacional de Electricidad informó que los cortes de energía también afectaron a unos 60.000 usuarios del departamento de Alto Paraná (este), 10.000 de los cuáles siguen sin recibir el servicio debido a las averías reportadas.

La Secretaría de Emergencia Nacional reportó que 290 familias resultaron damnificadas luego del desplome de parte de sus viviendas en varias regiones del país.

El pasado 29 de noviembre, cuatro personas perdieron la vida durante otro temporal de lluvias que colapsó el Gran Asunción, como se conoce a la capital y sus ciudades aledañas, y dejó damnificadas a unas 1.000 familias pobres.