La inflación interanual en España bajó seis décimas y se situó en el 2,9 % en noviembre, según él Índice de Precios de Consumo (IPC) confirmado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta bajada se debió principalmente a la caída de los precios de los carburantes y lubricantes y también de los automóviles.

Respecto a octubre, el IPC bajó al 0,1 %, mientras que la inflación anual subyacente -que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos y la energía- disminuyó dos décimas y se situó en el 2,3 %, seis décimas menos que el índice general.