La fiscal general de Guatemala, Claudia Paz, destacó hoy que ha mejorado el combate a la impunidad en el país centroamericano durante el 2012 debido a la implementación de un plan estratégico que agiliza la persecución penal.

Al presentar el informe del segundo año al frente del Ministerio Público (MP), Paz aseguró que la impunidad en casos de delitos contra la vida se ha reducido de un 95 % en 2009 a un 72 % en el 2012.

La efectividad de los agentes investigadores ha pasado de un 5 a un 28 % en esos delitos, que incluyen homicidios, destacó.

Citó, como ejemplo, que de los 9.385 casos de delitos contra la vida denunciados en 2009 se resolvieron 469, es decir, un 5 %.

Mientras que en el 2012, por la misma cantidad de delitos se han resuelto 1.938, lo que representa una efectividad de 28 % y una impunidad del 72 %, anotó.

"Vamos en la dirección correcta porque ha crecido la investigación criminal, pero todavía hay un 70 % de impunidad", agregó la Fiscal.

Entre los logros obtenidos durante lo que va del 2012, Paz mencionó la desarticulación de 12 estructuras dedicadas al secuestro y la detención de 106 delincuentes, y 22 de extorsiones por las que fueron capturadas 232 personas, la mayoría pandilleros.

También el desmantelamiento de otras cuatro estructuras criminales, una de ellas dirigida por la exviceministra del Interior Marlene Blanco, que está en prisión desde marzo pasado y perteneció al Gobierno de Álvaro Colom.

Blanco, según la investigación, dirigió una estructura dedicada a las ejecuciones extrajudiciales en Guatemala.

La fiscal añadió que también han tenido resultados positivos en el combate al narcotráfico al haber capturado a por lo menos 62 miembros del cartel mexicano de Los Zetas, la mayoría de ellos guatemaltecos.

El titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), el costarricense Francisco Dall'Anese, manifestó en el mismo acto que el informe presentado por Paz demuestra que el país está fortaleciendo sus instituciones y su democracia.

"Estamos por buen camino", resaltó Dall'Anese, en referencia a que en el país se están reduciendo los niveles de impunidad.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, por su lado, manifestó luego de la exposición de Paz que el informe pone a las instituciones del Estado sobre la perspectiva de lo que se está haciendo en materia de seguridad y justicia.

"Estamos en un momento histórico porque se ha llegado a una disminución de la incidencia criminal", dijo el mandatario, aunque aclaró que no se puede hablar sólo de éxitos porque aún hay retos como mejorar la investigación criminal.

Pérez Molina manifestó que la lucha contra la impunidad en Guatemala es deber de todos los ciudadanos y no solo de las autoridades, que han hecho su mejor esfuerzo por mejorar el clima de seguridad.

El presidente ratificó en su discurso el respaldo de su administración a la gestión de la Fiscal General y al fortalecimiento del Ministerio Público, que es el responsable de la persecución penal en el país.