El Supremo Tribunal Federal de Brasil aplazó la sesión de hoy del llamado "juicio del siglo", que juzga una trama de corrupción durante el primer mandato de Luiz Inácio Lula da Silva, debido a que uno de los magistrados de la corte, Celso de Mello, fue hospitalizado por una posible neumonía.

En una nota divulgada hoy, la máxima corte del país señala que en caso de que el magistrado reciba el alta en estos días, "participará de la sesión plenaria del próximo lunes 17".

Estaba previsto que en la sesión de hoy se reanudara la discusión sobre la pérdida de mandato de los diputados Joao Paulo Cunha, del Partido de los Trabajadores (PT); Valdemar Costa Neto, del Partido de la República (PR), y Pedro Henry, del Partido Progresista (PP), los tres condenados a penas de cárcel y en la que el único voto pendiente es el de Mello.

Para definir si los condenados tienen que abandonar de inmediato sus escaños, el voto de Mello es crucial, pues la última sesión del juicio, celebrada el pasado lunes, finalizó con un empate entre los magistrados favorables a la pérdida del mandato y los que alegan que de acuerdo con la Constitución esa cuestión solo puede ser dirimida por el Congreso brasileño.

Mello, decano de la corte, no compareció ayer debido a que sufría una fuerte gripe y al final del día fue internado en un hospital de Brasilia con un cuadro que contempla la posibilidad de que sufra neumonía.

El debate de los magistrados reside en las diferentes interpretaciones de la Constitución sobre la pérdida del escaño de un parlamentario, que para algunos de los jueces sólo puede ser decidida por el Congreso, independientemente de que haya o no una condena.

Cunha, quien en la época de los escándalos era presidente de la Cámara baja, fue condenado a nueve años y cuatro meses por los delitos de corrupción pasiva, lavado de dinero y malversación.

Costa Neto fue hallado culpable de lavado de dinero y corrupción pasiva y le fue aplicada una pena de seis años y tres meses, que en el caso de Henry fue de siete años y dos meses de cárcel, por los mismos cargos.