El ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, ha sido inculpado hoy por los cargos menores de vulneración de confianza y fraude, por lo que podría anunciar si dimisión en una rueda de prensa que ha convocado de urgencia.

El fiscal general del Estado, Yehuda Weinstein, anunció que Lieberman ha quedado exonerado de las acusaciones más graves en su contra (obstrucción a la justicia y blanqueo de dinero), pero según la radio pública israelí anunciará su dimisión en la rueda de prensa que ha convocado a las 20.00, hora local (18.00 GMT).

El dictamen se produce a poco más de un mes de las elecciones legislativas israelíes, en las que Lieberman se presenta como número dos de Likud Beitenu, la lista conjunta entre el partido que lidera, el ultranacionalista Israel Beitenu, y el derechista Likud del primer ministro, Benjamín Netanyahu, que obtendría una cómoda victoria, según los sondeos.