El primer banco alemán, Deutsche Bank, prevé efectos negativos en sus resultados del cuarto trimestre por la reducción de riesgos y el ajuste del valor de algunos activos.

Deutsche Bank informó hoy de que "el cuarto trimestre ha estado caracterizado hasta ahora por un entorno macroeconómico difícil, unido a una baja volatilidad y el enfriamiento estacional habitual".

Pese a este entorno, el instituto de crédito ha logrado un beneficio operativo sólido en octubre y noviembre en todas sus divisiones principales.

Los resultados del cuarto trimestre estarán lastrados por costes de reestructuración del programa para aumentar la productividad y de la integración de Postbank.

Además, la reducción de riesgo y el ajuste del valor de algunos activos tendrá efectos negativos en el balance del último trimestre del año.

Las acciones de Deutsche Bank caían un 2,9 %, hasta 33,26 euros, en la Bolsa de Fráncfort hacia las 14.15 GMT de hoy.