El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, celebró hoy el acuerdo alcanzado por los Veintisiete para crear un supervisor bancario único, que calificó de "crucial" y "oportuno" para concluir la unión bancaria.

"En nombre de la Comisión Europea, celebro calurosamente este excepcionalmente importante acuerdo sobre el mecanismo del supervisor único alcanzado por el Consejo", indicó Barroso en un comunicado.

Tras 14 horas de reuniones en Bruselas, los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) lograron el consenso.

El jefe del Ejecutivo comunitario afirmó que el acuerdo, alcanzado sobre la base de la propuesta de la Comisión del pasado 12 de septiembre, es un "paso crucial y muy sustancial de cara a completar la unión bancaria" y "oportuno" para avanzar en la integración de la supervisión financiera de la zona euro y otros Estados miembros, "en la que la Comisión espera que participen".

"Ahora esperamos que los colegisladores puedan finalizar el acuerdo sobre el mecanismo único de supervisión lo antes posible", apuntó.

Barroso también subrayó que, en cuatro meses, "hemos pasado de una propuesta de la Comisión a un acuerdo político del Consejo, lo cual demuestra una vez más que la UE tiene la voluntad política y capacidad de actuar rápidamente en asuntos cruciales".

El Banco Central Europeo (BCE) supervisará directamente a los bancos cuyos activos superen 30.000 millones de euros o el 20 % del PIB del país miembro participante.

El BCE tendrá el derecho de ejercer en todo momento la supervisión directa sobre otras entidades si lo estima oportuno o un Estado miembro lo solicita.

Fuentes europeas indicaron que no se sabe aún el número exacto de países que participarán en el supervisor único, pero que solamente tres países han indicado hasta ahora que no están interesados: Reino Unido, Suecia y la República Checa.