Wall Street abrió hoy con una moderada tendencia alcista y media hora después del inicio de la sesión el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, avanzaba el 0,29 % a la espera de que se conozca el resultado de la reunión sobre política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU.

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., sumaba a esta hora 38,58 puntos para colocarse en 13.287,02 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 ganaba el 0,3 % (4,33 enteros) hasta 1.432,17 puntos, y el índice compuesto del mercado Nasdaq el 0,36 % (11 unidades) hasta 3.033,3 enteros.

Los inversores neoyorquinos se decantaban por las compras esperanzados en que la Fed decida ampliar su programa de estímulo monetario en la que supone su última cita del año, que concluirá hacia la media sesión con la difusión de un comunicado y una comparecencia posterior de su presidente, Ben Bernanke.

Los analistas ven posible el anuncio de una nueva ronda de compra masiva de bonos del Tesoro para el próximo año una vez concluya la actual "Operación Twist", que supone el canje de bonos de corto por largo plazo y que tiene como fecha de finalización diciembre de 2012.

El parqué neoyorquino retomaba así las ganancias de la pasada sesión, cuando el Dow Jones encadenó cinco jornadas consecutivas de avances gracias a una subida del 0,6 % impulsado precisamente por el inicio de la reunión de la Fed y por unos datos mejores de lo previsto sobre la confianza inversora en Alemania.

Más de dos tercios de los componentes del Dow Jones se colocaban a esta hora en terreno positivo liderados por la química DuPont (2,15 %), la aseguradora UnitedHealth (1,61 %), el banco JPMorgan Chase (1,41 %) y el conglomerado General Electric (1,42 %).

En el lado contrario de la tabla destacaba el descenso del 2,48 % que sufría el gigante minorista Walmart un día en que su consejero delegado, Mike Duke, reconoció que el temido "precipicio fiscal" ya ha afectado al gasto de los consumidores estadounidenses.

Fuera de ese índice, las acciones de clase A de Berkshire Hathaway, el grupo inversor del multimillonario Warren Buffett, subían un 2,7 % después de anunciar que recomprará acciones por un total de 1.200 millones de dólares.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 86,92 dólares por barril, el oro ascendía a 1.719,7 dólares la onza, el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba por 1,3034 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a 10 años avanzaba al 1,66 %.