Las "startups" aceleradas han generado una revolución sin precedentes en el campo de la tecnología con un crecimiento vertiginoso, resaltó hoy en Miami (Florida) Gonzalo Martín-Villa, gerente general de Wayra, la aceleradora de la española Telefónica.

Este programa de Telefónica Digital que comenzó hace tan solo veinte meses se ha convertido en un referente mundial por su exitosa y vasta implantación: se encuentra presente en doce países de Europa y América Latina, lo que le confiere una diversidad excepcional.

"No tengo ninguna duda de que el futuro está en manos de las 'startup'. Nunca en la historia de la humanidad se ha producido una revolución tan importante desde el punto de vista tecnológico", aseguró a Efe Martín-Villa.

La aceleradora Wayra presenta hoy y mañana en Miami su primer "Demo Day" internacional, donde dará a conocer a los potenciales inversores de Estados Unidos 17 empresas aceleradas por esta iniciativa.

Para el directivo, si algo define a este tipo de compañías son las palabras "crecimiento, crecimiento y crecimiento", en un sector tecnológico y digital desbordado por "empresas de muy nueva creación con proyectos novedosos e innovadores".

De hecho, Wayra ha invertido ya en 180 proyectos repartidos por todo el mundo, un esfuerzo que quedará patente en el "Demo Day", donde la aceleradora presenta "una especie de foto de la diversidad de empresas innovadoras" que operan en el "mundo de la tecnología, información y comunicación", agregó.

El directivo expresó su satisfacción por la financiación adicional de inversores externos que están recibiendo los proyectos de las "startup" de capital-riesgo que respalda Wayra.

Sobre la exitosa implantación de este acelerador de proyectos, Martín-Villa apuntó que Wayra cuenta actualmente con una "Academia Wayra" instalada en países de Europa y América Latina, tales como Alemania, Irlanda, Reino Unido, Colombia, Brasil, Venezuela y Chile, entre otros.

Las academias Wayra se caracterizan por ofrecer un "espacio físico con una estética igual en todo el mundo" para las empresas seleccionadas, "una media de diez en cada uno de los países" donde está instalada.

Una vez seleccionadas, estas "startup" reciben financiación por parte de Wayra (50.000 dólares), además de contar con "todos los servicios de aceleración necesarios para que esas empresas sigan creciendo".

"La aceleración con Wayra es una financiación" que, básicamente, les sirve para "ir tirando al principio" a la espera de encontrar una "financiación adicional por medio de inversores externos". Ese es el objetivo del modelo global de aceleración de proyectos desarrollado por esta iniciativa.

La diferencia con respecto a otras aceleradoras de su clase es que Wayra cuenta con una "red global de incubadoras y aceleradoras", lo que, según algunos expertos, la convierte en la "más grande del mundo" en términos de diversidad y crecimiento.

Wayra, puso de relieve, ha recibido catorce mil proyectos en sólo un año y medio, con una inversión en 180 empresas presentes en doce países.

Precisó que los 50.000 dólares con los que financia a las "startup" supone una entrada de Wayra en el capital de las compañías, un "préstamo convertible en acciones".

Entre las "startup" que participan en la cita figuran la brasileña Aatag, la chilena Agent Piggy, la peruana Papaya, la española Bevelity, la irlandesa Bragbet y la alemana Clearkarma, entre otras.