El grupo Inditex, propietario de Zara, logró un beneficio neto de 1.655 millones de euros en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, un incremento del 27 % respecto al mismo periodo de 2011, ha informado hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas crecieron el 17 %, hasta los 11.362 millones, en tanto que si la comparativa se hace a tipo de cambios constantes el aumento fue del 15 %.

El resultado bruto operativo (ebitda) se situó en 2.778 millones de euros, superior en un 25 % al obtenido en los nueve primeros meses del ejercicio anterior, y el neto (ebit) repuntó el 30 % y sumó 2.185 millones de euros.