Al menos diez personas murieron hoy, en su mayoría policías y militares iraquíes, en varios ataques perpetrados en Irak, informaron a Efe fuentes de seguridad.

Las fuentes explicaron que el ataque de un grupo armado en un mercado popular de la ciudad de Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, causó la muerte a dos policías.

Otros dos soldados fallecieron y un tercero resultó herido de gravedad al estallar dos artefactos explosivos al paso de su vehículo en la zona de Abu Greib, 25 kilómetros al oeste de la capital.

En un atentado similar ocurrido también en Abu Greib, un policía murió y dos resultaron heridos.

Mientras, un grupo armado detuvo un microbús y disparó contra sus ocupantes en el oeste de Mosul.

En este ataque pereció un estudiante universitario, y al desplazarse al lugar una patrulla de la policía, murió también uno de los agentes en enfrentamientos con los hombres armados.

Por otro lado, desconocidos mataron a tiros a un oficial del Ejército iraquí que conducía su coche en la aldea de Al Hadr, 130 kilómetros al sur de Mosul.

En Tikrit, un profesor universitario identificado como Sabah Baha el Din falleció al estallar una bomba lapa adosada a su coche, que estaba aparcado en la facultad.

Además, un grupo armado mató con armas con silenciador a un oficial de los servicios secretos en la ciudad de Al Mahmudiya, 30 kilómetros al sur de Bagdad.