El agente de Perú ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Allan Wagner, declaró hoy que en la estrategia de su país en la demanda por la delimitación marítima con Chile "no hay artilugios, invenciones, ni conejos saliendo del sombrero".

En declaraciones a periodistas peruanos en La Haya, recogidas por la prensa en Lima, Wagner subrayó que "lo importante en este proceso es que ambos países estamos viendo el fondo del tema, y buscando encontrar, en ese análisis, la razón que nos asiste".

En la última fecha de la presentación oral de los alegatos de Perú ante la CIJ, el agente saludó que los argumentos jurídicos presentados por su país hayan estado basados "enteramente en el derecho internacional".

Durante esta jornada, el abogado Tullio Treves dio respuesta a la pregunta formulada por la sala en la sesión anterior, sobre si los límites marítimos pudieron haber sido establecidos con la Declaración de Santiago en 1952.

Treves respondió que "de acuerdo con el derecho internacional de la época de 1952 cuando se firma la Declaración de Santiago, los países no podían haber delimitado sus zonas marítimas hasta las 200 millas como lo pretende Chile".

"Cualquiera que sea el análisis que Chile quiera hacer del punto IV de la Declaración de Santiago o cualquier otro elemento circunstancial, era imposible de acuerdo con el derecho internacional de la época que los países hubieran podido haber delimitado hasta las 200 millas", agregó Wagner al citar la presentación de Treves ante los magistrados.

Wagner hará también una última presentación ante los jueces, además de la intervención de otros cuatro abogados de la defensa peruana.

Chile tendrá su última presentación ante la CIJ el próximo viernes, tras lo cual ambos países entrarán en una etapa de espera del fallo final de la corte, probablemente a mediados del 2013.