La economía paraguaya retrocederá un 1,8 % en 2012, golpeada por una fuerte caída del sector agrícola, el más importante del país, provocada por una intensa sequía, según estimaciones difundidas hoy por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Esta sequía, que afectó al país a finales de 2011 y principios de 2012, redujo un 48 % la producción de soja, el principal producto de exportación de Paraguay, y un 28 % la producción agrícola total, precisó la Cepal en su Balance Preliminar de la economía regional, difundido en Santiago este martes.

En 2013, la Cepal prevé que el sector agrícola se recuperará y Paraguay crecerá un 8,5 %, la tasa más alta de América Latina y el Caribe.

El informe señala que la aplicación de medidas contracíclicas por parte del Gobierno y el Banco Central evitaron una contracción mayor de la economía paraguaya en 2012.

Estas políticas, sin embargo, provocaron un aumento del gasto público, por lo que se espera un déficit fiscal del 2,8 % del producto interno bruto (PIB).

Se trata del primer resultado deficitario en las cuentas públicas paraguayas desde 2003, subrayó la Cepal.

Hasta el mes de septiembre, la variación interanual del índice de precios al consumidor fue de un 2,8 %, aunque la Cepal estima que la cifra será más elevada al cierre del año debido a un repunte de la actividad económica y al aumento de los precios de los alimentos.

Se prevé también un aumento del déficit de la cuenta corriente por un mayor déficit comercial.

Este déficit se reducirá en 2013 debido al esperado crecimiento de las exportaciones de soja.