Una mayoría de canadienses se opone a que trabajadores temporales extranjeros ocupen empleos en Canadá, según una encuesta dada a conocer poco después de que Ottawa anunciase un programa para atraer mano de obra del exterior.

La encuesta, dada a conocer por la cadena de televisión pública CBC y realizada por la empresa Nanos señala que un 68 % de los encuestados se "opone" o está "de alguna forma opuesto" a la llegada de trabajadores extranjeros al país si hay canadienses sin trabajo que podrían ocupar esos puestos.

La encuesta fue realizada entre el 3 y el 4 de diciembre con las respuestas proporcionadas a través de internet por 1.000 canadienses.

Ayer, el ministro de Ciudadanía e Inmigración, Jason Kenney, anunció un nuevo programa para atraer al país a trabajadores extranjeros de profesiones como electricista o soldador ante las demandas del sector de la construcción del país que dice que hay una escasez de personal cualificado en Canadá.

Kenney dijo que a partir del 2 de enero de 2013 Canadá aceptará 3.000 solicitudes de trabajadores extranjeros para oficios tradicionales aunque dijo que las autoridades canadienses todavía no tienen la lista final de profesiones que serán demandadas por Canadá.

La Asociación Canadiense de la Construcción, dijo ayer que para 2020 Canadá necesitará 320.000 trabajadores más en el sector de la construcción y que el país sólo será capaz de generar como mucho la mitad de esa cifra.

Pero los sindicatos canadienses temen que una de las consecuencias del programa sea la reducción de los salarios de los trabajadores canadienses.

En la provincia de Columbia Británica, los sindicatos han recurrido a los tribunales para impedir que la empresa HD Mining International contrate más de 200 mineros chinos para trabajar en una mina de la provincia.

Los sindicatos han señalado que la empresa rechazó contratar mineros canadienses mientras que las ofertas de empleo indicaran que hablar chino era un punto favorable, lo que puso en desventaja a los trabajadores canadienses.

CBC también señaló que mientras que un minero canadiense recibe un salario de 30 dólares a la hora, los mineros procedentes de China tienen salarios de entorno 10 dólares a la hora.