La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. inicia hoy su última reunión del año para analizar la política monetaria y valorar la posibilidad de ampliar su programa de estímulo, con la amenaza del temido "precipicio fiscal".

Tras su encuentro de dos días, el Comité de Mercado Abierto de la Fed tiene previsto ofrecer este miércoles sus nuevas previsiones económicas para Estados Unidos y su presidente, Ben Bernanke, sostendrá una conferencia de prensa.

Los analistas consideran que la Fed mantendrá su política de estímulo y ven posible el anuncio de una nueva ronda de compras de bonos para el próximo año una vez concluya la actual "Operación Twist", de canje de bonos de corto por largo plazo, que tiene como fecha de finalización diciembre de 2012.

En septiembre pasado, la Reserva Federal anunció su intención de iniciar un programa de "compra de títulos respaldados por hipotecas por valor de 40.000 millones de dólares al mes" sin fecha límite, ante la incertidumbre económica.

Sumada a la "Operación Twist", la inyección de liquidez mensual de la Fed ha sido de 85.000 millones de dólares en la economía estadounidense.

A buen seguro, los gobernadores de la Fed también discutirán sobre el principal e inminente riesgo de la economía estadounidense: el "precipicio fiscal", previsto para enero próximo si los legisladores no alcanzan un acuerdo.

Este "precipicio fiscal" es un abrupta combinación de recortes de gasto público y subida de impuestos, por valor de 500.000 millones de dólares, que los economistas ya han advertido que devolvería a la economía de EE.UU. a la recesión en el primer semestre de 2013.

Bernanke ya urgió el pasado mes a los legisladores a que alcancen un acuerdo satisfactorio para reducir el abultado déficit presupuestario de manera progresiva y paulatina, y alertó de que la incertidumbre sobre la cuestión ya ha comenzado a afectar a la economía.

Pese a los tímidos signos de mejora en la economía, como la bajada de la tasa de desempleo al 7,7 % en noviembre o el repunte del tercer trimestre del año en el que el país creció a una tasa anualizada del 2,7 %, no se espera que se alteren los plazos para modificar los tipos de interés de referencia, actualmente entre el 0 % y el 0,25 %.

En su reunión de septiembre, el banco central de EE.UU. decidió ampliar "hasta al menos mediados de 2015" los tipos de interés de referencia a los "niveles excepcionalmente bajos" actuales, y que en enero pasado se había comprometido a mantener "hasta finales de 2014".