La debilidad de la demanda externa, la falta de recuperación económica en Estados Unidos y el problema de deuda en Europa han sido las causas por las que el crecimiento en Nicaragua en 2012 bajó hasta el 4,0 %, indicó hoy la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La cifra se compara con la expansión del 5,1 % que registró la economía nicaragüense el año anterior, pero superior al 3,1 % anotado en 2010, según el Balance Preliminar de la Economía Regional 2012 de la Cepal.

Para el 2013, se estima que el crecimiento sea del 4,5 %, gracias al posible incremento en la demanda externa por parte de Venezuela, Canadá y China.

Las previsiones de la Cepal apuntan a que los precios al consumidor del país centroamericano disminuirán hasta el 6,5 % este año, mientras que en 2011 y 2010, fueron del 8,6 y el 9,1 % respectivamente.

La deuda pública a finales del tercer trimestre de este año fue del 54 % del PIB, con 5.372,5 millones de dólares.

En 2012, la moneda local, el Córdoba, se depreció un 5 % en términos nominales, mientras que la balanza de pagos fue del 16,5 %.

El informe apunta una subida interanual del 15,3 % en las exportaciones hasta llegar a los 2.001,8 millones de dólares en septiembre de este año.

Por su parte, las importaciones también ascendieron en el noveno mes de 2012 hasta los 4.310,8 millones de dólares, de los cuales un 25 % representan al petróleo.

Las estimaciones de inversión extranjera directa para 2012 son de 850 millones de dólares, el 8,5 % del PIB. Las inversiones proceden principalmente de Estados Unidos, Canadá, México y Panamá.