Estudiantes de unas 60 universidades públicas y privadas y maestros marcharon hoy por las calles de las principales ciudades de Colombia en protesta porque el Gobierno, supuestamente, les incumplió acuerdos a los que habían llegado, entre ellos no adelantar reformas a la educación sin consenso.

El representante estudiantil de la Universidad Externado de Colombia (privada) y miembro de la Mesa Ampliada Nacional Estudiantil (MANE), Juan Sebastián López, señaló a Efe que el "movimiento fue un éxito".

Destacó la que calificó como masiva participación de estudiantes y profesores de universidades públicas y privadas que marcharon en las principales ciudades del país.

Aunque no se atrevió a entregar un número de participantes a nivel nacional, señaló que "con seguridad en Bogotá nos acompañaron al menos 25.000 personas" en la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital, a donde confluyeron las marchas que partieron desde varios puntos de la ciudad.

Indicó, igualmente, que no tiene reportes de incidentes graves en ninguna de las marchas, pero reconoció que en Bogotá hubo algunas situaciones que "no pasaron a mayores" y que fueron protagonizadas por personas ajenas al movimiento estudiantil.

"La marcha recogió el sentir de los estudiantes, de los educadores y de los padres de familia", señaló López quien recordó que le piden al Gobierno más profesores, mejoras salariales, créditos especiales para educación y seguridad, entre otros.

Insistió en que el Gobierno colombiano no ha cumplido con los pactos adquiridos con la MANE y que, por el contrario, ha impulsado "microrreformas" educativas a través de decretos que no fueron consultados con los estudiantes.

"Seguimos pensando que el Gobierno incumple y que no ha implementado y socializado los proyectos de reforma a la educación", dijo López.

Indicó que lo que sigue es que la MANE se reunirá este fin de semana en Bucaramanga, capital de Santander (noreste), en donde "se discutirá un articulado de reforma" a la educación.

"Ese proyecto será debatido y luego puesto a consideración de los estudiantes, profesores, grupos políticos, ONGs, para que lo mejoren y luego sí lo llevaremos a las instancias para que surta sus efectos en el país", explicó el líder estudiantil.

En Bogotá, las autoridades reportaron normalidad en las marchas, aunque atendieron algunos hechos vandálicos que dejaron cristales rotos, al igual que cajeros electrónicos averiados.

"Lo más importante es que se logró garantizar el derecho a la manifestación de aproximadamente 10.000 y 12.000 personas, provenientes de tres puntos de la ciudad donde iniciaron las movilizaciones", dijo el subsecretario de Gobierno de Bogotá, Édgar Ardila.

En noviembre de 2011 y tras varias semanas de huelgas y protestas, estudiantes de 32 universidades públicas del país levantaron el paro, luego de que el Gobierno retiró un proyecto de reforma a la educación superior.

Las partes también acordaron que cualquier reforma se adelantaría siempre y cuando se lograran en consenso y tras amplios debates en el país.