El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, se mostró hoy a favor de reforzar las sanciones a Irán para detener su programa nuclear militar, y advirtió de que un posible ataque "preventivo" de Israel sería contraproducente porque haría del régimen de Teherán una víctima.

"Hay que aumentar las sanciones" porque las discusiones con Irán "no avanzan", subrayó Fabius en una entrevista radio-televisada a "RMC" y "BFM TV".

Insistió en que los argumentos de las autoridades iraníes sobre la finalidad de su programa nuclear (que es estrictamente civil) no son creíbles, y a ese respecto aludió a las últimas informaciones ofrecidas la semana pasada por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre el desarrollo de las centrifugadoras, que los desmienten.

Fabius, que lamentó que China, Rusia e India no respeten las sanciones, especuló sobre la posibilidad de que Irán esté jugando a una doble estrategia que consistiría en continuar con su programa nuclear militar y, en caso de recibir un ataque, presentarse como víctima.

Por eso, al ser preguntado por las amenazas de Israel de llevar a cabo operaciones contra las instalaciones nucleares iraníes, el ministro francés previno de que "si hubiera un ataque israelí, eso iría en su contra".

"El riesgo es que eso vaya contra Israel y convierta a Irán en víctima", añadió, antes de reiterar que por eso Francia reclama "un refuerzo de las sanciones" y continuar las discusiones con los iraníes de los cinco miembros del Consejo de Seguridad y Alemania.