El ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, tiene intención de plantear la creación de "zonas colchón" en Siria, para proteger a los refugiados, ante el Consejo de Seguridad de la ONU, ya que es en ese marco donde tendrían que hacerse, dijo hoy, aunque evocó otras posibilidades.

En una entrevista a la emisora de radio "France Inter", Fabius señaló que la constitución de esas zonas colchón se podría plantear "bajo la cobertura de la OTAN, pero esa no es la situación ahora" y también con la justificación de proteger a la población civil.

Pero interrogado sobre si contemplaba hacerlo al margen del Consejo de Seguridad, respondió que "no" porque "queremos que se haga en ese marco".

Añadió que si ha convocado mañana una reunión del Consejo de Seguridad para tratar del conflicto sirio es porque más allá del veto a una resolución de Rusia y China "se pueden hacer cosas".

El ministro francés reiteró que esa cita que va a presidir en Nueva York servirá en primer lugar para abordar la cuestión humanitaria, ya que hay de 250.000 a 300.000 refugiados en los países vecinos y su número crece, al igual que en el interior de Siria.

Pero también tiene intención de tratar otros temas, y citó la creación de un "gobierno alternativo" al del régimen de Bachar el Asad, y "la posibilidad de las zonas colchón".

Recordó que el presidente francés, François Hollande, pidió el lunes a los opositores del Consejo Nacional Sirio (CNS) que se amplíe, que sea representativa y respete a las diferentes comunidades del país.

Se trata de poner en marcha "un gobierno alternativo reconocido" que permita también solucionar aspectos prácticos, como a quién se entrega el material que ahora están recibiendo los rebeldes, dijo antes de insistir en que Francia los aprovisiona sólo con materiales "no letales", pero que otros países les dan armas.

Fabius repitió su posición de que "queremos que Bachar (el Asad) caiga lo antes posible" e indicó que en eso también ha coincidido el presidente egipcio, Mohamed Mursi.