La tormenta tropical "Isaac", con vientos sostenidos de hasta 100 kilómetros por hora, abandona hoy Cuba y se acerca a los cayos de Florida después de haberse cobrado al menos seis vidas a su paso por Haití.

Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU, "Isaac" puede llegar a los cayos de Florida como huracán en la tarde del domingo, para luego adentrarse en el Golfo de México, lo que ha llevado a poner en alerta al extremo norte de Florida.

El CNH detalló hoy en su boletín de las 09.00 GMT que la tormenta se encuentra en 23,1 grados de latitud norte y 79,0 grados de longitud oeste.

Aunque sus vientos máximos sostenidos están en 100 kilómetros por hora, se prevé que su fuerza incremente hasta cerca de la de un huracán (119 kilómetros por hora o más) cuando llegue a los cayos de Florida.

El huracán se desplaza hacia el noroeste a una velocidad de 29 kilómetros por hora, pero las gráficas del CNH sobre la trayectoria probable de este frente muestran un recorrido más al oeste por el Golfo de México que en boletines anteriores, lo que lo sitúa más lejos de Tampa (Florida) donde comenzará el martes la Convención Nacional Republicana.

Se prevé que el centro de "Isaac" se mueva cerca de o sobre los cayos de Florida el domingo, explicó el CNH, que calcula que luego, en la mañana del lunes, se adentrará en el sureste del Golfo de México.

En Haití, donde murieron ayer al menos seis personas, según un balance ofrecido esta madrugada por la Dirección de Protección Civil de Haití, 14.375 personas han sido evacuadas en seis de los diez departamentos del país y de ellas 1.361 han sido trasladadas a refugios.

La tormenta tropical "Isaac" causó también daños considerables en viviendas y en zonas agrícolas, según las autoridades haitianas.

Los fuertes vientos generados por la tormenta han levantado los techos de numerosas viviendas en los departamentos oeste, sureste y noroeste.

En Cuba el centro de la tormenta atravesó ayer el extremo este del país, pero se espera que hoy se intensifique en todo su territorio el efecto de los vientos y lluvias asociadas al ciclón.