Un brasileño intentó subir 27 serpientes que adquirió en la exposición de un criador a su vuelo rumbo a San Paulo.

Mateus Dal Maso fue detenido el miércoles cuando trataba de abordar el avión en el aeropuerto internacional de Orlando, reportó el periódico The Orlando Sentinel (http://thesent.nl/R77p8L ).

Dal Maso envolvió las serpientes en medias de nailon y las ocultó dentro de bocinas estéreo en su equipaje, dijeron las autoridades. Los reptiles adquiridos en Daytona Beach fueron detectados en los dispositivos de revisión.

En un principio Dal Maso negó tener algo más que aparatos electrónicos dentro de su maleta, pero posteriormente reconoció que había culebras en el interior. Fue declarado culpable de exportar mercancía ilegal y multado con 6.000 dólares.