La empresa estatal chilena Codelco, la mayor productora de cobre en el mundo, y la poderosa Anglo American pusieron fin el jueves a un litigio de casi un año por parte de la propiedad de un yacimiento de la compañía extranjera.

El acuerdo contempla que Codelco desiste de adquirir 49% de Anglo American Sur, que posee dos yacimientos y una refinería en las cercanías de Santiago, como lo establecía un contrato de 1978 cuando la antigua minera Disputada de Las Condes fue privatizada. En cambio, Anglo American acepta vender en poco más de 1.700 millones de dólares 24,5% de su filial chilena al consorcio cuprífero local.

El conflicto surgió en octubre de 2011 cuando Codelco hizo pública su intención de adquirir ese 49% y Anglo American desconoció la opción que la minera chilena decía tener. El conglomerado chileno, que posee cinco grandes yacimientos, señaló que en asociación con la japonesa Mitsui, que financiaría parte de la adquisición en 6.750 millones de dólares, haría uso de su derecho de adquirir ese 49%. Anglo American replicó con el anuncio de la venta de 24,5% a Mitsubishi en 5.390 millones de dólares.

Codelco acudió a los tribunales para intentar dejar sin efecto la transacción y Anglo American también recurrió a la justicia acusando a su vez a la empresa chilena de violar el acuerdo.

Tras varios meses de escaramuzas judiciales, las partes acordaron en mayo suspender el litigio ante el décimo cuarto juzgado civil de Santiago para negociar un acuerdo que finalmente fue anunciado este jueves.

El acuerdo considera que Anglo American continúa controlando la empresa con 51%, Codelco poseerá 24,5%, Mitsubishi, que aceptó reducir en 5% su participación, tendrá 19,5% y Mitsui ingresa con 5%.

El avenimiento fue formalizado por representantes de las dos partes ante el tribunal y considera que los litigantes desisten de las acciones judiciales que habían emprendido.

John Mackenzie, ejecutivo de Anglo American Sur, y Thomas Keller, presidente ejecutivo de Codelco, expresaron su complacencia por el acuerdo.

"No es sólo el término de una disputa legal, sino que es el inicio de una nueva etapa que nos tiene muy entusiasmados porque nos hemos logrado poner de acuerdo en una visión de futuro para desarrollar todo el potencial que posee Anglo American Sur", dijo Mackenzie.

Keller, a su vez, destacó el ambiente favorable que se creó para alcanzar el acuerdo.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera, que había apoyado a Codelco pero sin inmiscuirse directamente en el litigio, expresó asimismo su satisfacción.

"El gobierno comparte que ese acuerdo es favorable para los intereses de la empresa y del país", dijo el vocero oficial, Andrés Chadwick.

El director del Centro de Estudios del Cobre y la Minera, un organismo privado, Juan Carlos Guajardo, comentó a The Associated Press que el acuerdo "es beneficioso para ambas partes".

Agregó que "desde el punto de vista de Codelco y del estado de Chile creo que es una buena solución de este conflicto y hay varias razones para ello".

Señaló que la negociación en términos financieros es positiva y para Codelco confirma su capacidad de influencia. Apuntó que aunque Codelco no accedió a 49% de la propiedad de Anglo American Sur que demandaba "si uno considera el 24% más todas las compensaciones es una cantidad de recursos prácticamente equivalentes".

Destacó que también Codelco se consolida como el primer productor mundial y "establece una alianza muy favorable con Mitsui, que es una gran compañía internacional".

Para Anglo American la solución del diferendo también resulta positiva, a juicio del experto en materias cupríferas, por cuanto cierra "un flanco extremadamente delicado" por oponerse al Estado y a la sociedad chilena y por el riesgo de perder en los tribunales.

El cobre es el principal producto de exportación chileno y genera gran parte de los recursos del gobierno. El año pasado Codelco registró utilidades por 7.000 millones de dólares.