La Reserva Federal (Fed, banco central) de EE.UU. se inclina claramente a favor de una tercera ronda de compra de bonos, en otra intervención para estimular a la economía estadounidense, según indican las actas de sus deliberaciones divulgadas hoy.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que maneja la política monetaria de EE.UU., estuvo a punto de aprobar tales medidas en la reunión que sostuvo del 31 de julio al 1 de agosto.

"Muchos miembros juzgaron que probablemente pronto estarán justificadas las medidas monetarias adicionales a menos que la información señale un fortalecimiento sustancial y sostenible en el ritmo de la recuperación económica", señalan las actas.

Estados Unidos entró en recesión en diciembre de 2007 y salió de ella en julio de 2009, pero todavía el ritmo de crecimiento de la actividad económica sigue siendo lento y el índice de desempleo se ha mantenido por encima del 8 % durante más de 40 meses.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, declaró ayer martes que hay riesgos en el uso "demasiado agresivo" de la política monetaria para resolver problemas que deben solucionarse a nivel fiscal, refiriéndose al debate sobre impuestos y gastos gubernamentales que agita esta temporada electoral.

Las actas muestran que hubo una discusión clara de qué medidas podría tomar la Reserva Federal.

Una alternativa es lo que los mercados esperaban de la reunión pasada: un cambio en la fecha hasta cuando se espera que el banco central mantenga su tasa de interés de referencia, por debajo del 0,25 %.

La Reserva Federal ha mantenido esa facilidad del crédito desde diciembre de 2008 y ha indicado que seguirá con esa política hasta finales de 2014.

Otra idea que discutieron los miembros del comité fue una tercera ronda de adquisición de activos para contribuir a que se mantengan bajas las tasas de interés de largo plazo.

Los integrantes del Comité de Mercado Abierto discutieron si, en el caso de que se recurriese a tal instrumento, convendría más comprar bonos del Tesoro o títulos hipotecarios.

Algunos miembros, incluido el presidente de la Reserva, Ben Bernanke, y la vicepresidente Janet Yellen, también mencionaron ideas como la reducción de la tasa de interés pagada sobre las reservas, aunque por ahora parecieron más satisfechos con examinar los resultados de un paso similar dado por el Banco Central Europeo.