El Reino Unido insistió hoy en que no ha variado su postura con relación al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a quien sigue decidido a extraditar a Suecia por supuestos delitos sexuales.

Un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores reiteró hoy a Efe que el Ejecutivo de David Cameron continúa abogando por una "resolución amigable" con Ecuador para resolver una situación que ha tensado las relaciones entre Quito y Londres.

Assange, de 41 años, lleva refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde el 19 de junio, cuando pidió protección al presidente Rafael Correa, cuyo Gobierno le concedió el pasado jueves asilo ante la "decepción" del Ejecutivo británico.

El activista, acusado en Estocolmo por dos mujeres de agresiones sexuales que él siempre ha negado, trata de evitar su entrega al país nórdico, autorizada por la justicia británica.

Assange cree que desde allí será extraditado a EEUU, el país más perjudicado por las filtraciones de WikiLeaks, y donde teme que se pueda aplicar la pena de muerte.

En su primera comparecencia pública este domingo desde el balcón de la embajada de Ecuador, que no puede abandonar pues sería detenido por Scotland Yard, el australiano pidió al presidente de EEUU, Barack Obama, que "renuncie a la caza de brujas" contra su portal.

El abogado del activista, el exjuez español Baltasar Garzón, dijo ayer frente a esa legación que su cliente no rehuye a la justicia sino que exige "garantías mínimas" para responder ante las autoridades suecas y pide al Reino Unido que le facilite un salvoconducto.

El Foreign Office insistió al respecto en que esas "garantías" acerca de los derechos humanos del australiano, por las que Ecuador también ha expresado preocupación, se recogen ya dentro de la legislación británica.

En un comunicado emitido la pasada semana tras conocer la decisión de Ecuador, el Gobierno británico indicó que no acepta el principio de "asilo diplomático" y lamentó que "incluso en el caso de esos países que lo reconocen, éste no debería emplearse con el propósito de huir de los procesos regulares de los tribunales".

Con relación al exhacker, "claramente esto está ocurriendo", agregó Exteriores.

Assange fue detenido en Londres en diciembre de 2010 por orden de la fiscalía sueca y su entrega a ese país fue decidida por tres tribunales británicos, el último el Supremo -máxima instancia judicial- el pasado 14 de junio.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se unió este domingo a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) para respaldar a Ecuador.

Esa unión responde ante la supuesta "amenaza" que Ecuador dice haber recibido por parte del Reino Unido de irrumpir en su embajada en Londres para arrestar a Assange.