La tormenta tropical "Helene", la octava de la temporada en el Atlántico, se encuentra al norte de Cabo Rojo y está previsto que hoy toque tierra en la costa mexicana.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos detalló hoy que la tormenta tropical registra vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, lo que supone un ligero debilitamiento en las últimas horas.

A las 12.00 GMT se encontraba en una latitud de 21,9 grados norte y una longitud de 97,5 grados oeste. Eso quiere decir que "Helene", formada el viernes a partir de los remanentes de una depresión tropical que se había suavizado, está situada a solo 55 kilómetros al sureste de Tampico (México).

Este frente avanza hacia el noroeste (310 grados) a 13 kilómetros por hora, lo que ha llevado al Gobierno de México a emitir una alerta ante el previsible paso de la tormenta en las próximas 24 horas por la zona costera comprendida entre Barra de Nautla y La Cruz.

Los meteorólogos del CNH prevén que "Helene" continúe avanzando con la misma dirección y velocidad a lo largo del día, con lo que "pronto" llegará a la zona en alerta. Una vez que toque tierra, es previsible que tienda a debilitarse.

A su paso, se espera que deje lluvias en algunas zonas del noreste de México como el norte de Veracruz, el sur de Tamaulipas y el este de San Luis, según el CNH, que recuerda que esta acumulación puede provocar peligrosas inundaciones y deslizamientos del tierras.

Además, es previsible que se eleve el nivel del mar entre 30 y 60 centímetros en el centro y norte de la zona donde "Helene" toque tierra.

La llegada de este frente a México tiene lugar después de que otra tormenta, "Ernesto", que llegó a ser huracán de categoría 1 en la escala de 5 niveles de Saffir-Simpson hasta que el fin de semana pasado se debilitó, dejó 12 muertos a su paso por este país.