Los homicidios en Colombia bajaron en un 7 % en los primeros siete meses de este año en comparación con el mismo período de 2011, informaron hoy fuentes policiales.

En un comunicado de prensa de la Policía, el director de Seguridad Ciudadana de la institución, general Rodolfo Palomino, señala que entre enero y julio se registraron 668 casos menos que en igual lapso de 2011, sin especificar la cifra total.

El descenso se explica porque, según la Policía, fueron capturados presuntos homicidas que tienen posibilidad de reincidir en un 80 % y a la detención de personas que portaban armas de fuego ilegales.

Para la Policía esas dos variables han "sido determinantes para la reducción de asesinatos en el país".

El documento explica que de enero a julio de este año fueron arrestadas 5.261 personas sindicadas de uno o varios homicidios, cifra que supera en 522 los capturados del mismo período del año anterior (11 % más).

Las ciudades en donde se registró el mayor número de detenciones son Bogotá (720 capturados), Medellín (441) y Cali (404), y en los departamentos de Caldas (192) y Valle (181).

Del total de capturados, 95 % eran hombres y de los homicidas capturados el 84 % tiene edades que oscilan entre 18 y 48 años.

En tanto, en las redadas que buscan de disminuir el número de homicidios se han capturado 261 menores de edad.

Según la fuente, en los primeros siete meses de este año se han incrementado en un 5 % las capturas por porte ilegal de armas.

Las autoridades sostienen que está comprobado "que en el 90 por ciento de los casos, un individuo que porta ilegalmente un arma termina escalando hacia otro delito (hurto, lesiones personales y homicidio)".

Entre enero y julio de este año, las autoridades detuvieron en el país a 11.837 personas que portaban, de forma ilegal, un arma de fuego.

Los mayores detenciones se presentaron en Bogotá (1.414), Cali (1.346), Medellín (1.138),Barranquilla (875) y el departamento del Valle (604).