Lleva más de 30 años 'reinando' en el panorama musical, otros tantos en el mundo del cine, y el éxito es una de las palabras que definen su carrera; Madonna suma hoy un año más a una vida en la que, a juzgar por sus relaciones sentimentales, en lo único en lo que no ha tenido suerte ha sido en el amor.

Nació en Bay City, Michigan (EEUU) en 1958, y dejó de ser la niña de la casa tras perder a su madre por un cáncer de mama, ya que su padre volvió a casarse y tuvo dos hijos más, Jennifer y Mario, lo que impulsó una rebeldía que no perdería con los años.

Sus inicios artísticos fueron las clases de piano que su padre le obligaba a recibir, y que ella consiguió cambiar por las de baile usando como moneda de cambio sus buenas notas en la escuela, mostrando ya desde pequeña sus dotes para los negocios.

Fue el coreógrafo Christopher Flynn quien agudizó el instinto artístico de Madonna, y quien la inició en los sacrificios que exigía el dedicarse a ello profesionalmente, algo que en lugar de asustarla, le hizo lanzarse a buscar su sueño.

Se mudó a Nueva York con una beca para aprender danza, y poco después entró en el coro de Patrick Hernández en París, pero fue su relación sentimental con Dan Gilroy lo que le hizo empezar a tocar la batería en el grupo "The Breakfast Club".

Conoció a Steve Bray en 1980, y se unió a su banda, "The Millionares", lo que la convirtió en una habitual de las noches neoyorquinas en las que empezó a llamar la atención con sus atrevidos "looks".

En 1983 publicó su primer disco en solitario, "Madonna", que fue el inicio de una carrera musical en la que ha enlazado éxito tras éxito, aunque también polémica tras polémica.

Solo un año más tarde debutó en el cine con "Desperately Seeking Susan", y sus apariciones en largometrajes se sucedieron, con mayor suerte en algunos, como "Evita" (1996), y peor en otros, como "Swept Away" (2002), en la que estuvo dirigida por su entonces marido Guy Ritchie.

Su faceta cinematográfica se completó en 2008 con su estreno como directora con "Filth and Wisdom", y en 2011 volvió a coger las riendas para dirigir la película "W.E.".

Sus relaciones amorosas han sido varias, pero la lista oficial está compuesta solamente por algunos nombres.

Se casó con Sean Penn en 1985, y su matrimonio duró cuatro años, tras el cual tuvo un breve romance con Warren Beatty, compañero de reparto en la película "Dick Tracy".

En 1996 Madonna dio a luz a su primera hija, Lourdes María, fruto de su relación con su entrenador personal, el cubano Carlos León.

Hasta esa fecha, se le había relacionado con varios hombres conocidos, como el cantante Lenny Kravitz, el rapero Vanilla Ice o el deportista Dennis Rodman.

Poco después llegó a su vida el director de cine Guy Ritchie, el hombre que más duró a su lado en el trono, y con quien tuvo a su hijo Rocco en 2001 y adoptó a David Banda Mwale, de Malaui, en 2008, tras una custodia temporal de dos años.

Un año más tarde, ya separada de Ritchie, y tras una lucha en los tribunales, adoptó a otra niña malauí, Chifundo James "Mercy".

Después de su sonado divorcio, mantuvo una relación con el modelo brasileño Jesús Luz, de tan solo 22 años.

Con fama de extravagante, grabó uno de los vídeos más caros de la historia de la música, "Express yourself", el mismo tema que, según sugirió la propia Madonna en una entrevista, Lady Gaga plagió con su sencillo "Born this way".

Su personalidad provocadora ha sido la seña de identidad de la cantante durante su reinado en el pop, y ya en los 80 tuvo problemas con la iglesia italiana por el vídeo de su disco "Like a prayer".

Pero sus espectáculos irreverentes y polémicos han sido una constante en su carrera musical, incluso después de introducirse en la Cábala, una corriente de la mística judía, que tuvo gran influencia en su disco "Ray of light".

A lo largo de los años, sus habituales cambios de "look", las escenas sexuales explícitas en sus vídeoclips, como las del tema "Justify my love", han suscitado muchas críticas e incluso censura en algunos medios.

La actriz, cantante, directora y empresaria cumple hoy 54 años inmersa en la gira mundial de presentación de su último disco, "MDNA", el duodécimo de estudio de su carrera, que ya se ha convertido en un nuevo éxito de 'la ambición rubia'.

Sara Goizueta