El grupo estatal francés Areva firmó hoy un contrato de aprovisionamiento de uranio enriquecido para la central nuclear de Barakah que se está construyendo en los Emiratos Árabes Unidos (EAU), por un monto "superior a los 400 millones de euros".

El acuerdo, suscrito con el ente nuclear emiratí ENEC, tiene un periodo de vigencia de ocho años, precisó Areva en un comunicado.

El país árabe tiene previsto construir cuatro reactores atómicos, de los cuales los dos primeros deberían entrar en actividad en 2017 y 2018, a condición de que reciban el acuerdo de las autoridades.

En el horizonte de 2020, la energía nuclear debería representar hasta el 25 % de las necesidades emiratíes, estimadas en 40 gigavatios, frente a los 15,5 gigavatios actuales.

El presidente de la compañía francesa, Luc Oursel, mostró su satisfacción por el contrato e indicó que "las entregas de uranio en un estadio de transformación avanzado contribuirán a garantizar a largo plazo el aprovisionamiento de combustible en los Emiratos Árabes Unidos".