El banco británico Standard Chartered acordó hoy pagar una multa de 340 millones de dólares a las autoridades de Nueva York para poner fin a una investigación por supuestamente ocultar durante casi una década transacciones con entidades iraníes por valor de 250.000 millones de dólares.

Así lo anunció hoy el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York, que precisó que el banco se comprometió también a instalar un nuevo sistema de supervisión para revisar durante dos años el control en los riesgos de blanqueo de dinero de su oficina en Nueva York y a tomar medidas "correctivas".