La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, tomó nota hoy sobre el terreno de cómo funciona uno de los mayores parques industriales de China, el de Suzhou (este), cuya experiencia puede ayudar a crear una zona similar, especializada en inversión china, en territorio tico.

El Parque Industrial China-Singapur de Suzhou, creado en 1994, cuenta con cerca de 20.000 empresas, un 25 por ciento de ellas extranjeras, bastantes de Singapur, que participó en la inversión inicial para crear el parque, a pesar de las fuertes pérdidas que tuvo en su primeros años.

A su alrededor se ha construido una auténtica ciudad para quienes trabajan allí, con unos 750.000 habitantes y todo tipo de servicios, desde educativos y sanitarios a comerciales y de entretenimiento, lo que ha sorprendido a la delegación costarricense, que ha logrado que los gestores del parque acepten asesorarles con su experiencia.

Así lo confirmó a Efe el canciller costarricense, Enrique Castillo, quien junto a otros tres ministros acompaña a Chinchilla en el segundo viaje oficial de un presidente de su país al gigante asiático, con el que acaba de cumplir cinco años de relaciones diplomáticas.

Para la idea de crear una zona industrial china en el país centroamericano, el parque de Suzhou supone "un modelo al que imitar, por supuesto guardando las diferencias de tamaño y de escala, pero es un modelo incluso para Costa Rica, que ha venido trabajando con zonas francas desde hace muchos años", dijo Castillo.

Crear algo similar, aunque de menores proporciones, en suelo costarricense sería entrar en "una etapa nueva" con "una calidad nueva en materia de zonas francas".

"Ha sido muy positiva la petición que hizo Costa Rica hoy, y que fue aceptada, de tratar de obtener cooperación técnica del Parque Industrial de Suzhou para instalar algo semejante en Costa Rica, y convertir a Costa Rica en una plataforma de instalación de empresas chinas dedicadas a la exportación desde Costa Rica", reiteró.

La propia presidenta Chinchilla se lo dijo también abiertamente al alcalde de Suzhou, Zhou Naixiang, durante la recepción oficial que dio hoy a la delegación centroamericana.

"Hemos logrado ser un país de los más exitosos en la región de América Latina en lo que es la atracción de inversión extranjera directa, y especialmente en los últimos años, aquella inversión en alta tecnología y en áreas productivas con alto valor agregado", destacó Chinchilla.

"Y aunque hemos tenido un éxito importante", añadió, "creemos que hay mucho más que podemos hacer, y precisamente venimos a Suzhou a aprender, a tomar las experiencias más exitosas de ustedes, y a ver aquí en Suzhou un ejemplo de lo que podemos sumar a los esfuerzos que ya realizamos".

Para hacerlo posible, Chinchilla dijo a Zhou que le gustaría contar con la experiencia china, así como colaborar con el Banco de Desarrollo de China, con cuyos responsables hablará este jueves, para "empezar a diseñar la planificación" conjunta de un posible parque industrial especializado en inversión china en su país.

"Podría ser una zona industrial con características similares a lo que ustedes han logrado desarrollar a lo largo de 20 años, que es un concepto muchísimo más integral y claramente planificado" que lo que existe por el momento en Costa Rica y en su región, destacó Chinchilla.

Castillo, por su parte, coincidió en que este modelo supone el "avance" de "pasar de un parque de zona franca, como lo que tenemos en Costa Rica, a un concepto más integral, que se convierte en una ciudad donde los trabajadores viven con todos los servicios para su familia".

"Nosotros podríamos ensayar eso fuera de San José, en zonas por ejemplo como Guanacaste, o en el sur del país, y hacer de esos parques polos de desarrollo de esas zonas", barajó el canciller, que dijo que "ha sido una gran enseñanza la experiencia de hoy".

La delegación centroamericana también visitó en el parque de Suzhou las instalaciones de la fabricante de autobuses Higer, que se comercializan ya en Costa Rica, y partió hacia Pekín, donde mañana participará en un foro de inversiones con cerca de 300 empresarios, y donde Chinchilla conversará con los líderes políticos del país.