El grupo alemán de suministro energético E.on confirmó hoy sus pronósticos de crecimiento para el conjunto de 2012 tras subir con fuerza el beneficio neto en el primer semestre.

E.on, que adelantó la semana pasada algunas cifras de su balance semestral, dijo hoy en la presentación de los resultados que el beneficio neto ajustado a efectos extraordinarios subió un 255 %, hasta 3.313 millones de euros.

La ganancia operativa mejoró en el primer semestre hasta 4.874 millones de euros, un 105 % más que en los mismos meses del año pasado.

Asimismo facturación se incrementó en el mismo periodo un 23 %, hasta 65.402 millones de euros.

El consejero delegado de E.on, Johannes Teyssen, dijo que "nuestros sólido resultados del primer semestre demuestran que logramos nuestros retos".

"Renegociamos con éxito nuestros contratos de adquisición de gas y la transformación de la compañía a través del programa de mejora de la eficiencia de E.on avanza según los planes", según Teyssen.

La ausencia del efecto negativo del adelanto del apagón nuclear en Alemania -registrado en el segundo semestre de 2011- tuvo un impacto positivo en los resultados del primer semestre de 2012 por valor de 1.500 millones de euros.

La renegociación de los contratos de adquisición de gas, sobre todo con Gazprom, tuvo un impacto positivo de 1.200 millones de euros.

La ganancia en Rusia subió un 39 %, hasta 400 millones de euros, por el incremento de la capacidad instalada de generación.

El beneficio en la división de renovables cayó en 100 millones de euros en comparación con el primer semestre de 2011, por el aumento de provisiones.

La ganancia operativa en el segmento de renovables mejoró un 15 % debido al incremento de la capacidad instalada.