Las temperaturas elevadas y el viento intenso han dificultado las labores de los bomberos para controlar los incendios forestales que amenazan uno de los parques naturales más bellos de España, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, dijeron las autoridades el domingo.

Los incendios en las islas de La Gomera y Tenerife — que forman parte de las Islas Canarias — causaron la evacuación de unos 4.000 residentes y el cierre de muchos caminos como medida preventiva, anunció el gobierno regional.

Para mediodía del domingo, los habitantes de 18 pueblos y villas de las dos islas aún no tenían permitido regresar a sus viviendas tras ser evacuadas, informó el gobierno.

La funcionaria regional Nancy Melo dijo que había evidencia que el incendio en La Gomera fue deliberado porque había dos puntos focales con tres kilómetros de separación que comenzaron a arder vigorosamente casi al mismo tiempo.

Un comunicado indicaba que las cuadrillas de bomberos en las islas tenían dificultades para limitar la propagación del fuego.

"Estamos viviendo un infierno y hemos pedido al gobierno central más recursos para luchar contra los incendios", dijo el delegado del gobierno en La Gomera, Casimimo Curbelo.

En el centro de La Gomera se encuentra en Parque Nacional de Garajonay, que según los especialistas contiene zonas boscosas que han sobrevivido desde la Edad Terciaria, hace 11 millones de años.

Los gobiernos regionales han indicado que 10 incendios forestales de grandes proporciones consumían el domingo praderas y bosques en toda España.