El exmilitar acusado en el tiroteo del pasado fin de semana en un templo sij en Wisconsin (EE.UU.) era un activo usuario de foros de internet en los que animaba a otros supremacistas blancos a actuar, según nuevos detalles revelados hoy.

Las autoridades federales de Estados Unidos siguen tratando de determinar los motivos que llevaron a Wade Michael Page, de 40 años, a disparar contra los fieles congregados el domingo en el templo sij, donde mató a seis personas e hirió gravemente a un teniente de la policía antes de morir por los disparos de los agentes.

Page fundó varias bandas dedicadas a la apología de la raza blanca y solía promocionar su música en foros de Internet, en los que también daba consejos a quienes los frecuentaban sobre cómo debe comportarse un supremacista blanco, según documentos recopilados por la web de vigilancia de Internet SITE, que hoy recoge el diario Washington Post.

"La sumisión pasiva es un apoyo indirecto a los opresores. Levántate y vive las 14 palabras", escribió el pasado abril Page cuando un usuario preguntó a los demás cómo "difundir la fe" de la supremacía blanca.

El sospechoso hacía frecuentes referencias tanto a las 14 palabras -dos mantras de la subcultura que instan a "asegurar la existencia y el futuro de los niños blancos"- y al número 88, que representa el saludo al líder nazi Adolf Hitler, según los documentos.

Un "amigo cercano" de Page durante su etapa el Ejército, Christopher Robillard, confirmó hoy en una entrevista con la cadena CNN que el autor del tiroteo ya estaba entonces "involucrado en la supremacía blanca".

"Solía hablar sobre la guerra racial santa, como si quisiera que llegase. Pero para mí, no parecía el tipo de persona que puede hacer daño a los demás", dijo Robillard, que describió a su compañero como "un ser solitario".

El paso por el ejército de Page terminó en 1998 cuando le encontraron borracho durante ejercicios militares y un año después fue acusado de conducir bajo los efectos del alcohol. Hace dos años, una compañía de camiones para la que trabajaba como conductor le despidió por el mismo motivo, según el Washington Post.

El departamento de policía de Fayetteville (Wisconsin), donde Page residía, confirmó al mismo diario que le concedió cinco permisos de armas en mayo de 2008, aunque se desconoce si fue con ellos con los que compró la pistola semiautomática de 9 milímetros con la que cometió la matanza.