Las autoridades de Costa Rica detuvieron a siete nepalíes en condición migratoria irregular y a un costarricense que aparentemente era un traficante de personas, informó hoy una fuente oficial.

Los hechos ocurrieron el domingo en la zona sur de Costa Rica, cerca de la frontera con Panamá, cuando la Fuerza Pública detuvo un vehículo conducido por un costarricense de apellido Ledezma y en el que viajaban los siete nepalíes.

"Al venir en estas condiciones las autoridades policiales consideran que presuntamente se trata del delito de coyotaje (tráfico de personas)", indicó en un comunicado el Ministerio de Seguridad.

Las autoridades investigan el caso y sospechan que el grupo de nepalíes provenía de algún país de Suramérica y se dirigía hacia San José, la capital costarricense.

Los extranjeros se encuentran detenidos en una delegación policial del sur del país y se les está brindando atención y alimentación mientras se resuelve su situación migratoria, indicó el Ministerio de Seguridad.

El conductor del vehículo se encuentra detenido y es sospechoso del delito de tráfico de personas, el cual es castigado hasta con ocho años de prisión.