El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, puso hoy en marcha el Ferrocarril del Pacífico en un tramo de 155 kilómetros en el departamento del Valle del Cauca y con el que se abre un ambicioso plan de recuperación inicial de unos 1.600 kilómetros de vías férreas en el país.

El anuncio de la recuperación de las redes ferroviarias fue confirmado este jueves por el ministro de Transporte, Miguel Peñaloza en declaraciones a periodistas.

Para cumplir ese objetivo el Gobierno colombiano destinará 6.713,2 millones de dólares, añadió el alto cargo.

El recuperado Ferrocarril del Pacífico espera movilizar el primer mes entre 5.000 y 6.000 toneladas de carga y para diciembre llegar a las 25.000 toneladas.

"Esperamos que al final del año sean más de 25.000 toneladas transportadas y que el número de clientes se duplique", señaló por su parte Juan Miguel Durán, superintendente de Puertos.

El trayecto irá desde la localidad de Yumbo, vecina de Cali (suroeste), a Buenaventura, el principal puerto colombiano, sobre el Océano Pacífico y para ello se ha adquirirán ocho locomotoras además de 37 planchas en las que se desplazará la carga.

La operación corre por cuenta de Ferrocarril del Pacífico (FP), y como socios las empresas colombo americana Railway Development Corporation (RDC), operador de Estados Unidos y Mariverdo, consorcio colombiano con parte de capital israelí, firmas que han invertido en el proyecto unos 60 millones de dólares.

El ministro Peñaloza dijo a Caracol Radio que el proyecto pretende conectar en poco tiempo los ferrocarriles Central y de Occidente, lo que significaría la unión por tren entre Antioquia (noroeste), la zona cafetera (centro oeste) y pacífica, en el Valle del Cauca hasta Buenaventura (oeste).

En la noche de este jueves saldrá desde Buenaventura un tren con 180 toneladas de rollos de aluminio y aunque hay vía hasta La Tebaida, en el departamento del Quindío (centro oeste), llegará solo hasta Yumbo, recorrido que le tomará unas 10 horas.

Peñaloza también anunció la rehabilitación de la vía férrea entre Belencito y Bogotá, en el centro del país, para el transporte de hierro y la línea La Dorada-Chiriguaná, desde el centro y hacia el norte colombiano.

La idea es que la puesta en marcha de esos trayectos con su reparación y rehabilitación tengan un plazo no mayor de 12 meses.

De otro lado, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) ha estudiado la rehabilitación de unas 25 concesiones de vías en Colombia por unos 22.377 millones de dólares.

"Vamos a revivir el tren en Colombia y éste paso que estamos dando es fundamental para el ansiado propósito de rehabilitar el Ferrocarril del Pacífico, en beneficio del comercio exterior de Colombia", señaló el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade.

El despacho de Peñaloza, finamente, informó que fue definida una negociación para el Ferrocarril del Oeste (498 kilómetros) y para la Red del Atlántico con una segunda línea de 180 kilómetros, de los cuales se han construido 130 kilómetros.

Asimismo, indicó que durante 2011 fueron transportadas 39,43 millones de toneladas por las redes férreas Atlántico y Pacífico, equivalentes a un 10,1 % más que en 2010, mientras en lo que va de este 2012, se han transportado 17,8 millones de toneladas.