Una pareja de Michigan se llevó la sorpresa de su vida cuando un vecino ebrio de 27 años entró en su cabaña y se trepó a la cama con ellos.

El Daily Press & Argus de Howell (http://bit.ly/MYJpav ) reportó que el intruso entró en el dormitorio de la pareja en el condado de Putnam, a eso de las 3.30 de la mañana del domingo.

La Policía dijo que la pareja salió de la casa y llamó a la Policía, que encontró al intruso profundamente dormido y con los pantalones semicaídos.

Los policías dijeron que el individuo exclamó "¡Esta no es mi casa!" al despertar. Explicó que fue a beber después de dejar dormidos a sus hijos de dos y cuatro años en su propia casa, que está cerca.

Los niños, que fueron hallados dormidos, fueron entregados temporalmente a vecinos. El padre fue acusado de intrusión ilegal y puesto en libertad bajo fianza.