Corea del Sur importó entre abril y junio vehículos de la Unión Europea (UE) por valor de 992 millones de dólares, un aumento interanual del 37,1%, que se atribuye al Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado por ambas partes hace un año.

Por su parte, los países de la UE compraron automóviles surcoreanos por valor de 10.800 millones de dólares en el período abril-junio de 2012, solo un 3,1% más que un año antes, según datos publicados hoy por la Oficina de Aduanas surcoreana.

El aumento de las importaciones de vehículos europeos ha sido impulsado por el TLC, indicó un funcionario de Aduanas, que atribuyó a la crisis económica de la zona euro el escaso aumento de las exportaciones de vehículos surcoreanos a los países de la UE.

Durante el primer semestre del año, Corea del Sur vio crecer sus exportaciones totales de vehículos de pasajeros un 13,7% en términos interanuales y un 9,2% las importaciones, de las cuales la mayoría provinieron de países del bloque europeo.

En vehículos compactos, los fabricantes alemanes acapararon durante el segundo trimestre el 55,7% del mercado surcoreano en motores de gasolina importados por Corea del Sur, mientras los franceses se hicieron con el 94,4% en diesel.

Los vehículos alemanes de tamaño medio fueron los más solicitados en Corea del Sur, al ocupar el 74 y el 55,6% de sus importaciones en gasolina y diesel, mientras los familiares germanos coparon el 47% y el 56,6%, respectivamente, en el país asiático.

Sin embargo, en el sector de los subcompactos China dominó el mercado surcoreano con una cuota del 25,9%, seguida por las marcas francesas y taiwanesas con un 22,5 y un 16,8%, respectivamente, según Aduanas.

El TLC bilateral, en vigor desde el 1 de julio de 2011, contempla la eliminación por etapas del 96% de los aranceles a los productos de la UE y el 99% a los procedentes de Corea del Sur en los próximos tres años, además de reducir a cero los gravámenes a productos industriales en cinco años.