El estado ecuatoriano cumplirá con el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por el cual debe indemnizar a los indígenas amazónicos sarayaku, informó el jueves el secretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera.

La CorteIDH ordenó al estado pagar 1,4 millones de dólares a esos indígenas afectados por la actividad petrolífera, publicar disculpas, aplicar el derecho a la consulta previa antes de la explotación de recursos naturales en territorios ancestrales y desactivar los explosivos que quedaron en suelo sarayaku.

El estado debe entregar la mayor parte del dinero a la Asociación del Pueblo Sarayaku y 18.000 dólares al Centro de Justicia y Derecho Internacional (Cejil), que contribuyó con ese grupo indígena en la parte judicial.

En declaraciones a los periodistas, Mera aseveró que "la Corte ha pedido que hagamos disculpas públicas, las haremos en su momento, vamos a estudiarlas, hay reparaciones económicas que vamos a pagar". No indicó cuándo lo harán.

El fallo de la CorteIDH, conocido el miércoles, respondió a la demanda planteada por el pueblo sarayaku, que acusó al estado de disponer el inicio de la exploración petrolera en sus territorios ancestrales de la Amazonia en la década de 1990 sin haberlo consultado por lo cual el estado "es responsable por la violación del derecho a la propiedad comunal del Pueblo Sarayaku", destacó la sentencia.

Esos indígenas demandaron al estado ecuatoriano en 2003 por la concesión en 1996 del bloque petrolero 23 a la empresa argentina CGC, que colocó 1.400 kilos de explosivos en suelo Sarayaku lo que alteró su cotidianidad, la posibilidad de libre movilización y sus costumbres.

La compañía se retiró de Ecuador en 2011, tras protestas violentas protagonizadas por los sarayaku, que atacaron y secuestraron a los técnicos, robaron materiales, entre otros hechos.