El secretario del Tesoro de EE.UU., Tim Geithner, negó hoy que durante su mandato como responsable de la Reserva Federal (Fed) de Nueva York no actuase con la suficiente premura y determinación para poner freno a la manipulación de la tasa de referencia del Libor.

Geithner reiteró que tras detectar indicios de la manipulación del Libor en la primavera de 2008, la Fed de Nueva York hizo "lo necesario", tal y como dijo en dos ocasiones anteriores desde que se destapó el escándalo de Barclays y el Libor, en el que también estaban involucrados otros bancos.

"Respondimos con rapidez y enviamos un detallado memorando al Banco de Inglaterra (BOE)" para que tomase las medidas adecuadas para evitar la manipulación de un tipo de interés interbancario que fija la Asociación de Banca Británica (BAA), aseguró Geithner en una intervención en la Cámara de Representantes.

El por aquel entonces responsable de la Reserva Federal de Nueva York, una institución clave en la supervisión de Wall Street, dijo que el BOE respondió positivamente a su aviso y prometió medidas.

Documentos divulgados por la Reserva Federal de Nueva York tras conocerse el escándalo en Reino Unido el mes pasado indican que la institución que encabezaba Geithner recibió revelaciones de responsables de Barclays en 2007, mientras que la recomendaciones al gobernador del BOE, Mervyn King, no tuvieron lugar hasta junio de 2008.

El Libor se utiliza como referencia por instituciones financieras para fijar intereses en una gran variedad de productos financieros, incluidas las hipotecas, los préstamos estudiantiles y o tarjetas de crédito en todo el mundo.

En junio, Barclays fue multado con 290 millones de libras tras admitir que algunos de sus responsables habían intentado manipular el Libor.

Eso provocó la dimisión de cuatro directivos de la compañía, el último hoy mismo, y llevó a la Cámara de los Comunes a iniciar una investigación.

Barclays manipuló las tasas de referencia del Libor a la baja entre 2005 y 2009 para dar una imagen de mayor solvencia.

Geithner dijo hoy que eran conscientes de los riesgos de manipulación del Libor, pero no de que se estuviese reportando a la baja o de qué tipo de variación.

Insistió, de todos modos, en que la búsqueda de soluciones correspondía al BOE.

"Nosotros les transmitimos nuestras preocupaciones y consideramos, y todavía lo considero, que la responsabilidad de solucionar esto es realmente de ellos", señaló el titular del Tesoro estadounidense.

La Comisión Europea ha propuesto hoy tipificar como delito la manipulación de índices de referencia para los tipos de interés, como el Euribor o el Libor, y castigar incluso con penas de cárcel los casos más graves, con el fin de evitar nuevos escándalos como el destapado recientemente en el Reino Unido.