Texas Instruments, uno de los mayores fabricantes de componentes electrónicos para teléfonos móviles del mundo, anunció hoy que ganó en el segundo trimestre 446 millones de dólares, 34 % menos que en el mismo periodo del año pasado.

La compañía con sede en Texas (Dallas, EE.UU.) detalló que entre abril y junio obtuvo un beneficio neto por acción de 38 centavos, veinte centavos menos que en el mismo trimestre de 2011, cuando ganó 672 millones de dólares.

La facturación de la empresa en el segundo trimestre del año cayó hasta 3.335 millones de dólares, un 4 % menos que en el mismo periodo del año pasado, cuando obtuvo unos ingresos de 3.458 millones de dólares.

"En el segundo trimestre facturamos lo que estábamos esperando", afirmó el presidente y consejero delegado de Texas Instruments, Rich Templeton, quien destacó que la crisis ha llevado a los clientes y distribuidores a ser "cada vez más cautos" en los nuevos pedidos.

La firma explicó que los pedidos en el segundo trimestre fueron por 3.410 millones de dólares, 5 % menos que en los mismo tres meses del año pasado, pero el 5 % por encima que en el trimestre anterior.

Templeton añadió que como consecuencia de la incertidumbre en la economía mundial, el fabricante prevé ahora que los ingresos en el tercer trimestre se estanquen y queden incluso por debajo de la media de los niveles de crecimiento estacional.

Texas Instruments detalló que para el tercer trimestre del ejercicio prevé que los ingresos se sitúen en un rango de entre 3.210 millones y 3.470 millones de dólares y unos beneficios de entre 34 centavos y 42 centavos por título.

Las acciones de la compañía cerraron hoy con un descenso del 1,58 %, hasta los 26,82 dólares, en la Bolsa de Nueva York y tras anunciar sus resultados retrocedían otro 1,01 % en las operaciones electrónicas posteriores al cierre del mercado bursátil.

En lo que va de año, los títulos de Texas Instruments acumulan ya un descenso del 7,87 % en el parqué neoyorquino, mientras que en los últimos 12 meses las acciones de la firma se han depreciado el 15,61 %.