Una explosión y un incendio resultante obligaron a cerrar dos oleoductos que llevan crudo desde Irak hasta el Mediterráneo, dijo un funcionario el sábado. Nadie resultó herido.

La explosión del viernes por la noche afectó una sección del oleoducto que transporta crudo desde la norteña ciudad iraquí de Kirkuk hasta el puerto turco de Ceyhan, cerca de la sureña ciudad de Midyat. Un segundo oleoducto que marcha paralelo no fue dañado, pero fue cerrado como precaución, dijo el funcionario, que habló a condición de anonimato siguiendo las reglas oficiales.

Agregó que la causa de la explosión es investigada, pero que muy probablemente se trataba de sabotaje.

Rebeldes curdos, que combate por autonomía en las zonas del sureste del país, han atacado oleoductos previamente, cortando el flujo desde Irak durante días.

El funcionario dijo que los bomberos seguían tratando de extinguir las llamas y que las reparaciones comenzarían en cuanto lo lograsen. No estaba claro cuando se reabrirán los oleoductos.