El Fondo Monetario Internacional (FMI) subrayó hoy el impacto que tendrá la sequía en la economía de Paraguay, cuyo crecimiento se frenará este año, pero que gracias a las políticas macroeconómicas y la demanda interna volverá a crecer en 2013.

El FMI en la publicación hoy del informe del Artículo IV de la institución recordó que "las grandes pérdidas en el sector agrícola por la sequía, especialmente en productos de exportación claves, como la soja" tendrán un fuerte impacto negativo en la economía.

Pese a ello, el Producto Interno Bruto (PIB) avanzará un 7,4 ciento, por debajo del 10,5 del año pasado, con un caída de las exportaciones del 5,9 por ciento.

La sequía y el peso del sector primario en la economía de Paraguay arrastraron el PIB en el primer trimestre del año a términos negativos, pese a que el resto de sectores productivos operaran cerca del máximo potencial.

No obstante, en 2013 Paraguay experimentará un fuerte impulso con un crecimiento del PIB del 13,4 por ciento gracias "a la robusta demanda interna, el fuerte confianza y la normalización de las condiciones climatológicas".

El Fondo aseguró que "están de acuerdo con la actual mezcla de políticas macroeconómicas que apoyan la actividad económica y son consistentes con los objetivos de inflación para 2012". Los precios avanzarán en 2012 alrededor del 5 por ciento.

El FMI indicó que es importante que no se relajen las políticas macroeconómicas aún más y que se preparen para restringir la política monetaria ante el crecimiento tan fuerte esperado para 2013.

Del mismo modo, piden estar alerta para permitir un ajuste suave en los tipos de cambio.

Asimismo, el FMI recomienda fortalecer la supervisión y regulación del sistema financiero y mejorar la legislación bancaria.