La inflación interanual de la zona del euro se mantuvo estable en junio en el 2,4 %, la misma cifra que el mes anterior, mientras que en toda la UE fue del 2,6 %, una décima más que en mayo, según los datos publicados hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

La inflación mensual de la zona euro se situó en junio en terreno negativo, con una tasa del 0,1 %, y no registró ningún avance en los Veintisiete (0,0 %).

En España, la inflación interanual cayó al 1,8 %, una décima menos que en mayo, mientras que el dato mensual también fue negativo, del 0,2 %.

La inflación interanual subyacente de la zona del euro -que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos- fue del 1,8 % en junio.

Por países, la inflación interanual cayó en junio con respecto a mayo en ocho países, se mantuvo estable en otros ocho y creció en diez.

Las tasas interanuales más bajas fueron las de Suecia (0,9 %), Grecia (1 %) y Bulgaria (1,6 %); y las más elevadas, las de Hungría (5,6 %), Malta y Estonia (ambas, 4,4 %).

Las grandes economías del euro presentaron una inflación interanual que varió del 2 % de Alemania, hasta el 3,6 % de Italia, con Francia en una posición intermedia, con un 2,3 %.

En términos mensuales, Alemania registró una inflación negativa del 0,2 %, mientras que Francia e Italia se mantuvieron en positivo, con tasas del 0,1 y del 0,2 %, respectivamente.

Por sectores, los que tuvieron tasas anuales más elevadas en junio fueron el alcohol y el tabaco (4,9 %), la vivienda (3,7 %) y el transporte (3,1 %), mientras que las más débiles las registraron las comunicaciones (-2,8 %), la educación (0,7 %), y el ocio y la cultura (0,8%).

A nivel de subíndices, los carburantes para el transporte protagonizaron las subidas más significativas (0,13 puntos porcentuales), seguidas del gas (0,11 puntos porcentuales) y del tabaco (0,10 puntos porcentuales).