El ministro afgano de Educación Superior, Obaidulá Obaid, salió hoy ileso de la explosión de un artefacto al paso de su vehículo cuando viajaba por el norte de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El ministro se dirigía al norte del país en visita oficial cuando se produjo la deflagración, registrada en el distrito de Baghlan-e-Markazi, en la provincia de Baghlan, dijo a Efe el jefe de la Policía provincial, llamado Kamin.

Dos policías del convoy del ministro resultaron heridos, añadió Kamin.

Este suceso sucede solo un día después del atentado suicida registrado ayer que acabó con la vida de 17 personas e hirió a más de 40 en la provincia norteña de Samangan, entre ellas un diputado, un comandante del Ejército y un mando de los servicios secretos.

El suicida se acercó al diputado Ahmad Khan Samangani, que celebraba la boda de su hija en un hotel de la provincia, con la excusa de saludarlo, y en ese momento activó la carga explosiva que llevaba consigo.

Aunque tanto el Gobierno afgano como las tropas internacionales han atribuido el ataque a los insurgentes talibanes, estos no han querido por el momento reivindicar la autoría y dicen estar investigando lo sucedido.

Los insurgentes se hallan enfrascados en plena ofensiva bélica de primavera, en realidad una campaña de ataques suicidas, atentados y operaciones guerrilleras contra las fuerzas afganas y servicios de apoyo, y las tropas internacionales presentes en el país.