Una jueza en Texas falló que la atmósfera y el aire deben ser protegidos para el uso público, de la misma forma que el agua, en una decisión que podría ayudar a abogados a cargo de demandas legales presentadas para obligar a estados a reducir emisiones de gases de invernadero.

El fallo escrito, emitido en una carta el lunes por la jueza Gisela Triana, rechazó argumentos de la Comisión de Calidad Ambiental de Texas de que solamente el agua es "un bien público", una doctrina que data del Imperio Romano y que dice que el gobierno debe proteger ciertos recursos — usualmente el agua, a veces la fauna y la flora — por el bien común.

Adam Abrams, uno de los abogados que argumentó el caso contra la comisión, dijo que el fallo emitido por Triana pudiera ser usado como argumento persuasivo en demandas pendientes en otros 11 estados.

En Texas, no obstante, un fallo judicial para proteger el aire tiene un significado adicional. El gobernador Rick Perry, republicano, es uno de los más activos oponentes de estudios científicos claramente establecidos que muestran que las emisiones generadas por combustibles fósiles están causando el calentamiento global. Y el estado se ha negado a regular las emisiones de gases de invernadero, obligando a la Agencia de Protección Ambiental a trabajar directamente con las industrias para asegurarse de que cumplen con las regulaciones federales.

"La conclusión de la comisión de que la doctrina del bien público está limitada exclusivamente a la conservación de agua es inválida legalmente", escribió Triana.

La jueza quiere que el caso sea frenado, diciendo que mientras Texas tenga litigios sobre asuntos similares a nivel federal ella no puede obligar a la comisión a redactar nuevas normas para proteger la atmósfera y el aire.

La comisión dijo en un comentario por correo electrónico que estaba revisando la carta de la jueza y esperando su orden final, pero parece que Triana va a respaldar la posición de la agencia de negar el pedido de nuevas reglas.

La demanda fue presentada por el Centro de Ley Ambiental de Texas, y es parte de una campaña ante las cortes en una docena de estados iniciada por Our Children's Trust, una organización sin fines de lucro basada en Oregon. El grupo está usando a niños y jóvenes como demandantes en las demandas — algunas estatales y algunas federales — presentadas en Alaska, Arizona, California, Colorado, Iowa, Minnesota, Montana, Nueva Jersey, Nuevo Mexico, Oregon, Texas y Washington.

Empleando teorías del derecho anglosajón, el grupo espera conseguir que la atmósfera sea designada bien público por primera vez, lo que le otorgaría una protección especial. La doctrina ha sido usada para limpiezas de ríos y costas, pero muchos expertos legales habían se habían mostrado inseguros de su pudiera ser usada exitosamente para combatir los cambios climáticos.