El ingeniero de la petrolera estatal colombiana Ecopetrol Óscar Alfredo Villadiego fue hoy elegido presidente de la Asociación regional de empresas del sector de petróleo, gas y biocombustibles en Latinoamérica y el Caribe (ARPEL).

Los miembros del directorio de ese gremio, que reúne a 33 empresas de la región, designaron a Villadiego en el Foro y Exposición LATINVE&P 2012, que se celebra hasta el viernes en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

Villadiego sustituirá al brasileño Milton Costa Filho, al frente de esta asociación regional, después de una larga trayectoria en la estatal colombiana donde se estrenó en 1986 como profesional de la División de Yacimientos.

Después, a mediados de 2001 estuvo al cargo de los campos Castillo y Chichimene como gerente de producción de los Llanos Orientales, uno de los epicentros petroleros colombianos; en 2008 fue nombrado vicepresidente de Servicios y Tecnología y hasta hoy se desempeñó como vicepresidente de Salud, Seguridad y Medio Ambiente.

ARPEL considera a Ecopetrol como su principal miembro colombiano de la organización y augura que esta empresa asumirá en los próximos años un papel preponderante.

Un estudio de la consultora brasileña Economática ubicó a Ecopetrol el pasado mes de mayo como la empresa de capital abierto con capitalización bursátil de América Latina, por encima de Petrobras, la estatal petrolera brasileña que había ostentado hasta entonces ese puesto.

"Actualmente tenemos una producción cercana a los 750.000 de barriles al día, un inventario de reservas cercano a los 1.900 millones de barriles y un valor de compañía de unos 130.000 millones de dólares", dijo hoy en un foro energético celebrado en Bogotá el vicepresidente ejecutivo de exploración y producción de Ecopetrol, Héctor Monsalva.

Ecopetrol ha experimentado entre 2001 y 2011 un crecimiento del 70 % en la producción, con extremos comprendidos entre los 600.000 barriles de petróleo equivalente por día (Kbped) y 1.103.000 Kbped.

Monsalva achacó ese crecimiento a la transformación asumida por la empresa entre 2003 y 2006, cuando se "separaron los roles del Estado y de una empresa de hidrocarburos".

En ese proceso nació la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) como ente administrador del mapa de tierras y Ecopetrol dejó de depender de los presupuestos estatales para convertirse en una sociedad pública de inversiones.

Solo en este año, Ecopetrol tiene previsto invertir cerca de 8,5 millones de dólares en producción, transporte, exploración y refinado, en ese orden, y la proyección de producción está fijada en 800.000 Kbped para finales de año.

Monsalva destacó que "la capacidad exploratoria de Ecopetrol ha mejorado exponencialmente, al igual que sus factores de éxito", y añadió que para el presente año está previsto perforar 37 pozos exploratorios "con una posibilidad de llegar a los 40 pozos a final de año".

Más del 60 % de la producción colombiana de crudo depende de Ecopetrol, consolidada como la empresa más grande del país, con operaciones en Brasil, Perú y Estados Unidos.