El español Aleix Espargaró (ART), segundo en la clasificación de las nuevas motos CRT (Claiming Rules Team) ha reconocido que tantas carreras seguidas, Holanda, Alemania y ahora Italia, cansan pero que hay que estar "preparados para afrontar la cita de Mugello".

"La carrera de Mugello será dura, ya que se prevé bastante calor, pero es un circuito que me gusta y, además, al lunes siguiente tenemos un entrenamiento adicional en el que tendremos ocasión de probar cosas nuevas", explicó Espargaró en el comunicado del equipo Power Electronics.

El piloto comenzó que "la pista italiana es muy técnica y exigente, de las más largas de todo el campeonato, y una de las más complicadas".

"Desde el viernes trabajaremos a tope para conseguir una buena puesta a punto, allí es fundamental para pulir los tiempos, de lo contrario puedes penalizar mucho", explicó Espargaró.

Su compañero de equipo, el francés Randy De Puniet, líder en la particular clasificación de las nuevas CRT, manifestó igualmente que "desde Holanda la base de la moto es muy buena y funciona perfectamente ya que permite pilotar con comodidad y confianza".

"Desde el viernes en Mugello emplearemos la misma configuración y espero que sea tan efectiva como en Assen y Sachsenring ya que el circuito italiano es uno de mis favoritos, muy rápido, con cantidad de subidas, bajadas y curvas enlazadas, un trazado donde hay que extraer el mejor pilotaje para poder girar rápido", reconoció el francés de la escuadra Power Electronics de Jorge Martínez "Aspar".

"Me encanta Mugello y mi objetivo seguirá siendo el mismo, conseguir ser la mejor CRT, y continuar con esta positiva progresión que llevamos desde hace varias carreras", dijo Randy de Puniet.