El ex jefe de la policía secreta, Miguel Maza Márquez, deberá responder a la justicia por su presunta responsabilidad en el asesinato hace 23 años del dirigente liberal Luis Carlos Galán, se informó oficialmente el miércoles.

El vicefiscal Jorge Fernando Perdomo dijo en rueda de prensa que Maza, ex jefe del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), será indagado el 27 de julio por el delito de homicidio con fines terroristas.

El funcionario precisó que, con base en la legislación internacional, la Fiscalía llegó a la conclusión de que el asesinato de Galán fue un crimen de lesa humanidad y que por eso no se podía decretar su prescripción, como lo pidió la defensa del general.

"Considera la Fiscalía que se trata de un delito de lesa humanidad porque se cumplen en este caso a cabalidad" los requisitos para decretarlo como tal, explicó Perdomo.

Añadió que la muerte de Galán obedeció a "un ataque sistemático y generalizado a la población civil, un ataque colectivo, un ataque que implica una multiplicidad de víctimas y que se constituye en esa política de plan común que se llevó a cabo por parte de ese grupo denominado 'Los Extraditables''', que encabezaba el capo Pablo Escobar.

Enterado de la decisión de la Fiscalía, el abogado de Maza, Iván González, dijo telefónicamente que la medida en contra de su cliente "me parece un absurdo porque yo siempre he creído que (el de Galán) no es un crimen de lesa humanidad y, por lo tanto, la acción penal está prescrita desde hace varios años".

En Colombia, el delito de homicidio prescribe o se archiva a los 20 años. Sin embargo, al recibir la calificación de crimen de lesa humanidad, se vuelve imprescriptible.

Maza, quien dirigió el DAS entre 1985 y 1991, había sido detenido en agosto de 2009 por el asesinato de Galán, pero quedó en libertad en abril siguiente debido a errores jurídicos. Fue detenido nuevamente en noviembre del 2010.

En enero pasado, la Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad de Maza y que el caso, por tratarse de un general, lo tomara el despacho del fiscal general y no funcionarios de menor rango.

Maza ha dicho que su "conciencia siempre ha estado tranquila porque yo no debo absolutamente nada" y ha calificado de "inconcebible" que siendo él uno de los hombres que más combatió a los narcos, se aliara con ellos en contra de Galán.

De acuerdo con la Fiscalía, Maza se habría aliado con los carteles de Medellín y Cali para que descuidara la escolta de Galán y así permitir que se perpetrara el homicidio. Galán, que había prometido una lucha frontal a los narcos y se perfilaba como probable ganador de las elecciones presidenciales de 1990, fue asesinado por pistoleros el 18 de agosto de 1989.

En los años 80 y parte de los 90 Maza fue considerado un héroe en Colombia por su lucha contra el cartel de Medellín y su líder Pablo Escobar, abatido por la policía en diciembre de 1993.

Por el asesinato de Galán, el 31 de agosto de 2011 la Corte Suprema condenó al ex ministro y ex senador Alberto Santofimio como uno de los instigadores del crimen del dirigente liberal, perpetrado en Soacha, una barriada del sur de la capital colombiana.