El presidente venezolano, Hugo Chávez, criticó hoy a la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, por "amenazar" a Rusia y China e indicó que debería dedicarse a solucionar los problemas del pueblo estadounidense que, aseguró, "son bastantes".

"Hemos visto a la secretaria de Estado, a la señora Clinton, amenazar ahora a Rusia y a China. Van a pagar caro por no hacer lo que ellos quieren. ¿Te das cuenta? Ya esa es la locura declarada, abierta, de quienes se creen dueños del mundo", afirmó Chávez en una conferencia de prensa.

El pasado viernes, Clinton consideró "intolerable" que Rusia y China sigan bloqueando los avances de la comunidad internacional para cambiar la situación en Siria y exigió a todos los países que les hagan ver que "pagarán un precio" por su apoyo al régimen de Bachar al Asad.

"No creo que piensen que están pagando un precio por estar a su lado. La única manera de que cambie la situación es que todas las naciones aquí presentes dejen claro que les saldrá caro", indicó Clinton en la conferencia ministerial de los llamados "Amigos de Siria" celebrada en París.

Al respecto, Chávez opinó hoy que "deberían dedicarse a solucionar los problemas de su país".

"Son bastantes los problemas que tiene el pueblo de Estados Unidos, la nación estadounidense. No, pero ellos quieren imponer como hicieron contra Libia", agregó el jefe de Estado venezolano, al indicar que en ese país "mataron a miles" para "matar a (Muamar el) Gadafi".

"Y ahora pretenden hacer lo mismo en Siria y amenazan a Irán", agregó Chávez, quien aseguró que el líder cubano Fidel Castro ha alertado "sobre el peligro gravísimo de una guerra nuclear".

En ese contexto, destacó que "como no todo es malo" aparece "un continente latinoamericano y caribeño" donde "está en marcha una revolución cultural, política, económica" y "unos pueblos que han despertado".

"América Latina y el Caribe se perfila como la esperanza de este mundo", sostuvo.

El viernes, los 107 representantes de la comunidad internacional expresaron en París su voluntad de que de que el Consejo de Seguridad aumente la presión sobre el régimen de Damasco y de que no queden impunes los responsables de la represión contra la población, que según la oposición ha causado más de 16.000 muertos (11.000, según la ONU).