El Gobierno uruguayo autorizó a las compañías argentinas BQB y Sol Líneas Aéreas emplear a partir de hoy las rutas aéreas que empleaba Pluna tras el cese de actividades de ésta última, para recuperar lo antes posible las conexiones aéreas de Uruguay con el exterior.

En un principio, ambas líneas aéreas volarán las rutas que conectaban Montevideo con el aeropuerto Jorge Newberry de Buenos Aires, con una frecuencia de 35 vuelos semanales para BQB y 15 para Sol Líneas Aéreas para satisfacer la demanda que cubría Pluna.

La intención es que estas compañías cubran gran parte de la demanda disparada por el inicio de las vacaciones escolares en Uruguay y no compensar a los viajeros de Pluna que quedaron varados en tierra por la sorpresiva suspensión de actividades de la compañía, que tendrán que comprar nuevos billetes para volar con BQB y Sol.

Ayer viernes por la noche el Gobierno uruguayo alcanzó un acuerdo con las aerolíneas Tam, Lan y Aerolíneas Argentinas para que trasladen a Uruguay a los pasajeros que habían adquirido pasajes en Pluna para retornar al país durante el fin de semana.

La aerolínea BQB, propiedad del argentino Juan Carlos López Mena, dueño a su vez de la naviera Buquebús, era una de las empresas que se manejaba como posible comprador del 75 por ciento de las acciones de Pluna necesarias para reflotar la compañía, si bien las negociaciones en este sentido se congelaron el pasado jueves tras iniciarse una huelga de empleados de la empresa que exigían conocer los planes del empresario para mantener puestos de trabajo.

En un principio, se especulaba que López Mena iba a despedir a unos 200 trabajadores y deshacerse de varios aviones de la compañía para reducir costos y poder hacer manejable a la compañía.

Unos 750 trabajadores de Pluna pasaron ayer mismo al seguro de desempleo, al tiempo que se mantuvieron numerosas reuniones a lo largo de todo el día entre gobierno y sindicatos para estudiar cual va a ser su futuro.

Por otro lado, el Gobierno trabaja en un proyecto de ley que será puesto a consideración del presidente Mujica el lunes en el próximo Consejo de Ministros, para estudiar la mejor forma de liquidar la compañía y trazar planes para la creación de una nueva aerolínea de bandera uruguaya.

El pasado 15 de junio, el Gobierno uruguayo anunció un acuerdo con el Grupo argentino Leadgate para una "salida ordenada" de Pluna, de la cual tenía la mayoría de las acciones, por su pésima situación económica.

Durante el resto del mes de junio el nuevo directorio se esforzó en encontrar un accionista, un trabajo que resultó infructuoso y llevó a tomar la determinación de clausurar la empresa.